El hígado

 

 

 

Es también el órgano más complejo y más activo de todos.
El hígado filtra más de 1lt de sangre por minuto! Aparte de procesar el alcohol en la sangre, también procesa sustancias nocivas, bacterias, parásitos y ciertos componentes de los fármacos.


Limpiar el hígado y la vesícula de todo cálculo biliar puede ayudar a reducir y eliminar el dolor del cuerpo. El cuerpo es tan saludable como lo sea su sangre y esto depende en gran medida de la calidad de alimentos que ingerimos.


Debido a un pobre funcionamiento hepático, el sistema inmunológico sanguíneo no puede realizar su labor de curación en el cuerpo.
La respuesta de curación se basa en un sistema inmunológico eficiente, cuya mayor parte se encuentra localizada en el tracto intestinal

El hígado, principal órgano controlador de la digestión y metabolismo de la comida, debe estar libre de toda obstrucción (cálculos biliares) a fin de impedir una sobrecarga del sistema inmunológico.

Un hígado y un sistema inmunológico saludables pueden destruir perfectamente el material vírico sin importar que el virus haya sido obtenido del ambiente externo o que haya entrado en el torrente sanguíneo de cualquier otra forma. La mayoría de estas personas expuestas a estos virus nunca se enferma. Sin embargo, cuando existe una gran cantidad de cálculos biliares, el hígado se intoxica y no puede defenderse de la infección vírica.


La presencia de cálculos en los conductos también inhibe la habilidad de las células hepáticas para manejar sustancias tóxicas.
Cuando esto ocurre, el cuerpo desarrolla hipersensibilidad a estas predecibles sustancias tóxicas; así como también  a otras no predecibles contenidas en diversos medicamentos. Muchas alergias tienen origen en esta hipersensibilidad.


El tipo más común de ictericia es el resultado de cálculos biliares alojados en el conducto biliar que conduce al duodeno.
A medida que la bilirrubina se empieza a acumular, mancha la piel. La bilirrubina sin mezclar tiene un efecto tóxico en las células del cerebro.

 

  Volver     |   Continuar leyendo