La importancia de la bilis

 

 

 

 

La mayor parte de los alimentos no puede ser digeridos sin la bilis. Esta sustancia es luego almacenada y dosificada oportunamente por la vesícula biliar (por ejemplo, para permitir que el intestino delgado absorba grasas y calcio de la comida ingerida, ésta debe mezclarse primero con la bilis).

Si no se absorbe la grasa tampoco se absorbe el calcio, y esto deja a la sangre en un déficit. La sangre, posteriormente, toma el calcio de los huesos. La mayoría de los problemas de densidad ósea son propiamente el resultado de la insuficiente secreción de bilis y la pobre digestión de las grasas antes que debidos a un consumo insuficiente de calcio.

Ciertos tipos de estreñimiento se deben a la carencia de bilis.
La habitual práctica de extirpar la vesícula, además de generar problemas digestivos por la ausencia de dosificación en los momentos de necesidad, no resuelve la causa que ha generado la pérdida de tonicidad (consecuencia). Como de costumbre, estamos confundiendo causa con efecto!

Dado que el hígado es responsable de la formación de la albúmina y las hormonas, su malfuncionamiento repercute directamente en el sistema inmunológico y hormonal. Una alergia esta indicando que algo no marcha bien a nivel hepático. En general puede afirmarse que todas las enfermedades crónicas reflejan el mal funcionamiento o bien son consecuencia directa.

Flujo inadecuado de bilis

Cuando una dieta es baja en proteínas y rica en hidratos de carbono refinados poca bilis puede ser producida. Consecuentemente la digestión de las grasas será drásticamente reducida. La falta de ácidos biliares impide la absorción de carotenos y vitamina A, D, E y K.
Las personas con insuficiencia en el flujo de bilis son generalmente tan carentes en vitamina A que tienen problemas para manejar autos de noche, coser o realizar cualquier trabajo de concentración visual.
Las bacterias intestinales se multiplican enormemente liberando cantidad de histeria y gases produciendo halitosis y otros síntomas molestos.

Peligros de una dieta baja en grasas

El propósito de cualquier dieta debería ser generar SALUD.
La asociación médica americana sugiere que una dieta para personas con cálculos biliares, obstrucción del conducto biliar o problemas en la VB debería contener 25% de las calorías en forma de grasa.
Enfáticamente resalta que dietas bajas o sin grasa deberían ser evitadas, remarcando que dichas dietas no solo no aportan, sino que también impiden la absorción de ácidos grasos esenciales, el caroteno, las vitaminas A, D, E y K causando estados de deficiencia que son mucho más devastadores que los problemas de vesícula.

 

  Volver     |   Continuar leyendo